Es necesario que logremos cuestionar nuestra idea pesimista acerca de la palabra rutina, pues desde la percepción de muchas parejas es la “responsable” de las rupturas amorosas.  Hay quienes la perciben como la enemiga a vencer, incluso esta idea se refuerza en cientos de profesionales que expresan frases clichés como “Formas para vencer la Rutina” ó “Estrategias para acabar con la rutina”, como si se tratase de un archirrival.

Es esto lo que asocia la rutina con lo tedioso, lo feo y lo desagradable, sin embargo, no debería de ser así en buena teoría, pues según el diccionario la rutina se entiende como “un conjunto de hábitos que se ejecutan sin pensar”, no existiendo en su propia definición ningún aspecto relacionado a lo emocional.

¿En cuál plano no hay rutinas?

La vida se estable por rutinas, pues en todos los aspectos en los cuales el ser humano se desenvuelve se desarrollan rutinas, por lo que en sí misma es una condición de la cotidianidad que debemos aprender a aceptar y ante todo a potenciar.  Es importante recordar que la rutina es precursora de grandes éxitos, pues sin ella no es posible lograr la disciplina que da la estabilidad.

No se trata de acabar con la rutina, sino de revisar nuestra manera de vivir la rutina

¿Has escuchado a las parejas que expresan frases como “siempre hacemos lo mismo”, “nunca hay nada diferente”, “hagámonos falta, dejémonos 5 añitos”?, son simplemente expresiones de parejas que no han logrado hacer de la rutina un aliado y por esta razón no logran fortalecerse como pareja.

Son cientos las parejas que se han empobrecido afectivamente a causa de la falta de una rutina de pareja, pues, es a través de la rutina que adquirimos una sensación de estabilidad al lado de la persona amada, que a la vez brinda un sentido de claridad a la relación.

Lo que en ocasiones se le llama rutina es simplemente un distanciamiento afectivo causado por el empobrecimiento del vínculo de pareja, donde puede ser que exista un tiempo absorbido por los hijos o por otros deberes, sumado a la escasez de vivencias de pareja, lo que ha minado la identidad de pareja.

Hay parejas aburridas porque no tienen rutina de pareja…

Es importante que nos lancemos tres preguntas cuando deseamos medir nuestra manera de vivir la rutina, siendo sus respuestas indicadores de que existen áreas de oportunidad en la relación. Las preguntas son:

1. ¿Cuándo fue la última vez que hubo tiempo y espacio de pareja?

Es importante medir el tiempo de cercanía con la pareja lejos de los hijos y otros deberes.

2. ¿Cuándo fue la última vez que usted rió con su pareja?

El humor tiene un papel fundamental en el desarrollo del vínculo, sobre todo en el plano de las relaciones de pareja, por lo que se debe medir que tanto se ríe al lado del ser amado.

3. ¿Cuándo fue la última vez que usted conoció algo nuevo de su pareja?

Por medio de esta pregunta se mide la intimidad que se desarrolla al lado de la otra persona, aspecto siempre fundamental como precursor del vínculo de pareja.

Se confunde rutina con aburrimiento

El aburrimiento es el estado de ánimo caracterizado por la falta de estímulo, por lo que bajo esta condición se deben propiciar y fomentar los estímulos necesarios para transformar el aburrimiento en entusiasmo.

Cada quien es responsable de su propio aburrimiento, por lo que la pareja no es responsable del propio estado de ánimo, sino que cada quien desde su rol es responsable de intervenir y gestionar su propio aburrimiento.  Hay que aclarar que el aburrimiento se alimenta de la pereza, entendiendo pereza como descuido, negligencia y flojera, por lo que es necesario intervenir de manera pronta la pereza con el fin de que sus efectos no contagien el vínculo de relación.

La estrategia por EXCELENCIA ante el ABURRIMIENTO

No existe mejor estrategia para intervenir el aburrimiento que descubrir el propósito de la relación.  Solamente cuando se le otorga un significado a los eventos y acciones es cuando se activa el interés y el entusiasmo, por lo que el aburrimiento es proporcional a la ausencia de propósito, o respóndame sinceramente ¿Cuándo una persona promedio se aburre?, claro, la respuesta es sencilla ¡cuando no le encuentra un propósito a las situaciones!.

Es importante que se aprenda la siguiente frase si usted desea gestionar el aburrimiento de pareja:

“Una relación de pareja no tiene sentido, la propia pareja es responsable de dárselo”

Herramienta recomendada

Cientos de parejas tienen el sueño y el deseo de construir una relación sana y gratificante, sin embargo, muchas a la vez no logran encontrarse con esta condición, extrañamente expresan que se aman, que desean permanecer juntos o bien se ven envueltos en ciclos viciosos de relación donde no logran llegar a buen puerto. Cuál será la razón de esta situación si supuestamente el amor todo lo puede?, será que el amor no es suficiente?.

Indudablemente el amor no es suficiente, el amar si lo es, pero el amar como verbo requiere de un mecanismo que le permita fluir, se llama ¨Compatibilidad¨.  Si tu relación no es compatible, en este CURSO te daré una serie de herramientas teórico prácticas que te permitan potenciar la compatibilidad en pareja pero ante todo aumentar tu bienestar personal y el de tu pareja.

 


Compatibilidad en pareja

Curso compatibilidad descargar

DEJA TUS COMENTARIOS, !GRACIAS!

Te agradezco que dejes tus comentarios